"Una noche calurosa en Bostón en 1916, al terminar de saborear uno de mis discos de pasta en la ventana de mi cuarto, me sorprendió una ovación cerrada: mis vecinos, habían disfrutado de aquel momento en completo silencio…Podría considerarse la primera Flaviada”


- FMV

Cuando Flavio Machicado Viscarra retornó a Bolivia en 1922 las sesiones de escucha comenzaron para posteriormente instaurarse en la casa de sopocachi. Desde entonces, Sopocachi disfruta cada sabado una noche de cultura

Las Flaviadas, buscan ampliar el horizonte cultural de nuestro medio, mediante la difusión de los verdaderos valores de la música. No hay en ellas ningún afán de disertaciones eruditas, sobre temas de estética o de historia musical profunda, sino exposiciones muy sencillas en lenguaje llano e ilustrados con ejemplos musicales de la más alta calidad. ..

"Encontrándome en la playa…Un día caminaba, escuché una melodía a lo lejos…Me aproximé al lugar, encontré que salía de un aparato de sonido y, como tenía dinero, compré uno de inmediato”


- FMV

NUESTRA COLECCION

Hoy, las Flaviadas continúan alimentando el amor por la música de muchos bolivianos, en su sala, construida específicamente para escuchar música y mantenida sin cambios desde los años 30 y con un equipo Fisher de alta fidelidad, un reproductor de CD Phillips y una tornamesa Stanton Direct Drive, que permite la reproducción de la extensa colección de música clásica en disco de 78 RPM y 33 RPM.

La colección fue creciendo poco a poco hoy cuenta con 7000 Títulos entre discos de 78RPM, 33RPM, 45RPM y 500 cds.

En los últimos años hemos recibido pequeñas donaciones de colecciones privadas

  • Colección de Discos de Jaime Saenz
  • Colección de Discos de Arturo Orías
  • Colección de Discos de Marcelo Urioste
  • Colección de Discos de Gerardo Killmann
  • Colección de Discos de Aida Loza
  • Colección de Discos de la Fundación Cajias

Las Flaviadas se convirtieron en una solución práctica a una demanda cultural insatisfecha en una época donde era prácticamente imposible escuchar música de forma sencilla. Aquella actividad tuvo un impacto considerable en el desarrollo de la cultura paceña, beneficiando a cuatro generaciones de bolivianos.


Hoy nuestra comunidad sigue creciendo.

GALERIA

Las Flaviadas colaboran activamente en los proyectos: